Celebridad

hay parejas que se han hipotecado para poder pagarlas


Foto: Europa Press

 

Muchos dicen que es el día más feliz de su vida… y puede serlo, pero la realidad es que también es una jornada que implica un importante (o importantísimo) desembolso de dinero; estamos hablando, en efecto, de una boda. Un buen restaurante, detalles para los invitados, desplazamientos, flores… si nos ponemos a sumar los costes de cada una de las pequeñas (o grandes cosas) termina significando un derroche de dinero enorme.

 

Hasta el punto que, según explican expertos, “hay parejas que se han hipotecado para poder pagarlas”. Informes hechos por el portal especializado bodas.net (en concreto, el Libro imprescindible de las bodas) cifra entre 20.000 y 30.000 euros el importe medio que la pareja debe desembolsar para casarse en en España en 2023… aunque otros agentes especializados elevan la cifra hasta los casi 40.000.

 

Y eso, aseguran, que no incluye la luna de miel, que puede hacer que se dispare el precio y el total de dinero que la pareja de recién casados gaste incluso en unos 5.000 euros más (la horquilla estaría entre 3.000 y 6.000).

 

¿UN AÑO DE SUELDO PARA PAGARLA?

 

Cada caso, como ocurre siempre, es único, pero si se miran las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), el salario medio en España el año pasado fue algo superior a los 25.350 euros. 

 

Eso podría significar que uno de los dos cónyuges debería estar trabajando el año entero… únicamente para poder asumir los costes de esta jornada.

 

Sin embargo, también el INE cifra en algo más de 18.500 el salario más frecuente, lo que llevaría a una persona a tener que trabajar más de un año entero para poder costear su boda… y teniendo en cuenta que el enlace debería ser de los menos costosos para su bolsillo.

 

Y de nuevo, como se ha visto anteriormente, esto no incluye el viaje posterior de celebración, que hace que la inversión se dispare.

 

Una de las soluciones que se suelen encontrar, aunque es algo que ha existido toda la vida, es la ayuda de la familia; es habitual que madres, padres, abuelos y abuelas, conscientes en muchísimos casos de la ilusión que despierta una jornada de este tipo (presumiblemente porque ya la han vivido) tiran de chequera para ayudar a que puedan tener la boda de sus sueños.

 

DIFICULTAD PARA ENCONTRAR FECHAS

 

A este enorme gasto por el que deben pasar las parejas que se dan el sí, quiero hay que añadir otra variable… que es la dificultad para encontrar fechas disponibles para estos enlaces.

 

Según explican desde The Wedding Market, tienen constancia que no únicamente 2024, por proximidad, ya es un año donde se van a realizar innumerables bodas (más o menos grandes), sino que ya hay fechas en 2025 que son complicadas de conseguir o en las que, directamente, ya no hay disponibilidad.

 

Es importante considerar que, durante los años más duros de la pandemia (especialmente en la época del confinamiento más duro), muchas de estas bodas previstas tuvieron que aplazarse, de modo que enlaces previstos para primavera de 2020 terminaron pudiéndose celebrar con un mínimo de un año y medio de posterioridad, en el otoño de 2021… si no más tarde.

 

Sea como sea, y aunque pareciera en algún momento que casarse estaba empezando a pasar de moda, la realidad es que las bodas, en sus distintas modalidades, vuelven a ser algo que atrae a las parejas. ¡Que sean muy felices!



Source link

Antea Morbioli

Hola soy Antea Morbioli Periodista con 2 años de experiencia en diferentes medios. Ha cubierto noticias de entretenimiento, películas, programas de televisión, celebridades, deportes, así como todo tipo de eventos culturales para MarcaHora.xyz desde 2023.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button