Celebridad

[Reportaje] Acuden más personas hispanas LGBTQ+ a clínicas de salud sexual en Canadá


Los perfiles de la clientela que atiende este enfermero en la clínica SIDEP, (Servicios integrados de prevención de las infecciones de transmisión sexual y sanguínea) son diversos. Estudiantes internacionales, trabajadores temporales, visitantes y solicitantes de asilo, la gran mayoría de los cuales no tienen un seguro médico válido.

Muchos de ellos ya han sido diagnosticados con VIH o reciben un diagnóstico de infección de transmisión sexual (ITS) directamente en esta clínica SIDEP en Montreal, una de las pocas que ofrece servicios gratuitos a las personas que no tienen una tarjeta de seguro público de salud.

Rodrigo Díaz es enfermero en la clínica de detección SIDEP y miembro del organismo comunitario RÉZO que ofrece servicios de prevención y educación sexual.

Foto: Radio-Canada / Paloma Martinez-Mendez

El enfermero Rodrigo Díaz afirma que en los últimos dos años ha aumentado considerablemente el número de pacientes hispanohablantes. Según él, actualmente el 85% de sus pacientes hablan español.

¿Qué tipo de pacientes?

Díaz explicó que sin mucha planificación ni promoción, la clínica SIDEP empezó a ofrecer apoyo en español a los pacientes que acudían a la clínica, y que el boca a boca parece haber tenido su efecto.

Rodrigo Díaz Llamas es uno de los dos empleados hispanohablantes que trabajan en la clínica. Él explicó que la rutina diaria se ha transformado. Además, se percató que las necesidades de la esa población inmigrante latina son muy diferentes de las de la población general.

En nuestros países hay muchos tabúes. Sobre la sexualidad en general, pero también sobre la transexualidad, la homosexualidad y otras diversidades sexuales. No hay educación sexual. Por eso, nunca se hacen pruebas médicas y al llegar a nuestra clínica, llegan con todo. Gonorrea, clamidia, sífilis, VIH y a veces hasta hepatitis C. Es una historia muy triste, pero lamentablemente muy común.

Una cita de Rodrigo Díaz, enfermero

Una situación similar en Toronto

Un homme dans un bureau.

Ower Alexander Oberto es copresidente de Latinos Positivos Toronto y responsable de casos de trabajo social en la Fundación Toronto People with AIDS.

Foto: Radio-Canada / Paloma Martínez Méndez

El venezolano-canadiense Ower Oberto, trabajador social de la People Living with HIV Foundation de Toronto de Toronto , dice que el mismo fenómeno se observa en la ciudad más grande de Canadá.

El número de casos se ha multiplicado y es obvio que estamos desbordados. Estas personas tienen necesidades muy importantes y cruciales. Hay personas seropositivas, pero también las hay que necesitan ser derivadas a otros organismos. Forman parte de grupos vulnerables y necesitan información sobre solicitudes de asilo o sobre cómo navegar por el sistema.

Una cita de Ower Oberto, trabajador social.

El venezolano-canadiense dice que en el verano de 2023, el 60% de los clientes con los que tuvo contacto eran de origen latinoamericano, la mayoría de México. El resto procedía de África, el Caribe y Ucrania.

La inmigración y la precariedad

Une centaine de personnes se sont rassemblées à une conférence pour aider les immigrants gais et transgenres à Calgary.

En todo Canadá se reconoce que las necesidades específicas de las personas LGBTQ+ inmigrantes necesitan ser atendidas. En la foto, una conferencia en Calgary, Alberta donde un centenar de personas se reunieron para atender a inmigrantes homosexuales y transexuales.

Foto: Radio-Canada / Dennis Genereux

Para Rodrigo Díaz y Ower Oberto, es difícil explicar con detalle la alta proporción de latinoamericanos entre la clientela de estos dos centros de salud. Es un hecho que contabilizar a las personas con estatus migratorio precario siempre ha sido un reto en Canadá. Son todos casos únicos.

Sin embargo, el notable aumento del número de solicitantes de asilo podría ser el principio de una respuesta. El número de solicitudes de asilo ha pasado de 4.000 en 2021 a 39.000 en 2022.

México es la principal fuente de solicitantes de asilo a Canadá, con 15.000 personas en 2022. Colombia es la tercera fuente de solicitudes de asilo de personas que ingresaron al país de manera irregular.

Para Ahmed Hamila, sociólogo de la Universidad de Montreal especializado en migraciones internacionales y cuestiones de género, estos dispensarios son en cierto modo víctimas de la lentitud del proceso de inmigración.

Los retrasos, sobre todo en las solicitudes de asilo, se han alargado mucho, especialmente desde la pandemia, pero incluso antes. Cuando las personas llegan como solicitantes de asilo, se encuentran en esta situación sin seguro médico hasta que son reconocidos como refugiados y aceptados como residentes permanentes.

Una cita de Ahmed Hamila, sociólogo

Algunas soluciones

Image promotionnelle d'une activité d'accompagnement pour les immigrants LGBTQ+ et les personnes multilingues de l'organisation AGIR à Montréal.

Imagen promocional en español de una actividad de acompañamiento para personas LGBTQ+ inmigrantes y multilingües del organismo AGIR, de Montreal.

Foto: Action LGBTQIA+ avec les ImmigrantEs et Réfugiés – AGIR

Según Acción LGBTQIA+ con Inmigrantes y Refugiados, la principal deficiencia es que no siempre se tiene en cuenta la intersección entre el proceso de inmigración y las poblaciones sexualmente diversas, que tienen necesidades muy específicas en materia de salud.

A esta situación se suman las barreras lingüísticas. La investigadora Claudia Fournier, de la Universidad Laval, acaba de terminar un estudio sobre hombres gays inmigrantes.

Si no pueden expresar sus necesidades a los profesionales de salud, y si éstos no pueden entenderlas o recibirlas adecuadamente, es evidente que resulta más difícil adaptar los servicios.

Una cita de Claudia Fournier, doctora en Salud Comunitaria
Image promotionnelle en arabe d'une activité pour les immigrants LGBTQ+ et les personnes multilingues de l'organisation AGIR à Montréal.

Imagen promocional en árabe de una actividad para personas LGBTQ+ inmigrantes y multilingües del organismo AGIR, de Montreal.

Foto:  Action LGBTQIA+ avec les ImmigrantEs et Réfugiés – AGIR

AGIR sugiere que las organizaciones que ayudan a estas poblaciones tengan toda su documentación pública (folletos, carteles) traducida a varios idiomas, aunque no tengan personal que los hable.

En Montreal, el enfermero Rodrigo Díaz ha creado CONVIVE, un grupo de autoayuda donde los recién llegados hispanohablantes se reúnen para hablar de salud y otras preocupaciones, pero sobre todo para convivir juntos un período de sus vidas que es el de su adaptación a una nueva sociedad.


Este reportaje también puede ser escuchado en su versión para la radio, en francés:



Source link

Antea Morbioli

Hola soy Antea Morbioli Periodista con 2 años de experiencia en diferentes medios. Ha cubierto noticias de entretenimiento, películas, programas de televisión, celebridades, deportes, así como todo tipo de eventos culturales para MarcaHora.xyz desde 2023.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button