Noticias

Bilbao y Bizkaia se instalan en la locura rojiblanca previa a la final de la Copa del Rey – EL PAÍS


El museo Guggenehim de Bilbao luce la bandera del Athletic.LUIS TEJIDO (EFE)

El pasado 27 de marzo, el Mallorca abrió las taquillas de Son Moix para vender, a los residentes en la isla, las entradas de la final de Copa del Rey que no habían adquirido sus abonados. A las seis de la mañana de ese día, un padre y un hijo tomaron un vuelo regular desde Bilbao para llegar a tiempo de poder adquirir dos localidades para la cita en Sevilla. Lo consiguieron. Un aficionado del Athletic que reside en Palma y les vio un tanto agobiados en la cola, les proporcionó las copias de los documentos de identidad de un par de amigos que se los cedieron. Él mismo sacó tres entradas más. No fueron los únicos bilbaínos que viajaron con el mismo objetivo, aunque muchos no lo consiguieron, al no aportar el documento de vecindad correspondiente. El Diario de Mallorca informó de que al menos una veintena no pudieron acreditar su residencia.

Tres días antes, los primeros seguidores del Athletic ya habían llegado a Sevilla. Fueron cuatro bilbaínos que remontaron el Guadalquivir desde Sanlúcar a bordo de un velero que atracó en el pantalán del parque de María Luisa. Partieron de Bilbao en el Portu III, recorrieron 851 millas marinas (1.575 kilómetros), hicieron escala en Gijón, Ribadeo y Vigo, y apuraron para no verse afectados por la Dana que se anunciaba. Dejaron el barco a buen recaudo y regresaron a Bilbao. Volverán a Sevilla para la final. Otra cuadrilla partió desde Lezama a bordo de un autobús de dos pisos, similar a los vehículos urbanos de Londres, tuneado con imágenes de la historia del Athletic y adaptado en su interior con camas para descansar de noche. Solo alcanza los 70 kilómetros por hora, pero sus ocupantes confían en llegar a tiempo.

En Bilbao se ha instalado la locura en vísperas de la final de Copa del próximo sábado y ante la sexta oportunidad de ganar el título copero desde 2009. En una ciudad y una provincia en la que la unanimidad en torno al Athletic es casi total, la fiebre por conseguir una entrada, o por demostrar el apoyo al equipo rojiblanco, se han disparado. No hay institución pública que no luzca los colores del club en sus edificios. La torre del Bilbao Exhibition Center, en Barakaldo, despliega una bandera gigantesca en su fachada. Como la camiseta del edificio Aznar, frente al Ayuntamiento. Metro Bilbao ha convertido la estación de Moyua en una réplica de San Mamés. Los andenes, pintados de verde con líneas blancas, representan el césped. Los bancos se han convertido en banquillos; detrás de ellos respira la grada de la Catedral, en un poster gigantesco. Las pastelerías adaptan sus productos a los colores rojiblancos y elaboran gabarras de chocolate; los escaparates de los comercios de la Gran Vía, que hace poco más de un año se tiñeron de amarillo por la salida del Tour, ya han cambiado su tonalidad a la que toca a pocos días de la final.

Los periódicos locales publican historias como la de Fernando Martínez, que en 1995 creó la primera web sobre el Athletic desde la Universidad de Miami. Ahora trabaja en Silicon Valley y viajará desde San Francisco hasta Sevilla. Ni siquiera tiene entrada, aunque espera conseguir una. Como los más de 20.000 seguidores del Athletic que estarán en la capital andaluza sin localidad para entrar en la Cartuja. El club consiguió que la Junta de Andalucía, la delegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Sevilla les permitieran ampliar el horario de la fan zone rojiblanca, denominada Athletic Hiria, que cambió de emplazamiento dos veces hasta la definitiva, en el Solar de las Banderas próximo al Centro Comercial Torre Sevilla. Así, quienes no puedan acceder al campo, podrán ver el partido en las pantallas gigantes allí instaladas, en un espacio que puede albergar a 40.000 personas, y en el que ya se está trabajando para su montaje.

Mientras, en Bilbao hace tiempo que se agotaron las existencias de tela rojiblanca —en 2012 se vendieron 10.000 metros—, y los balcones de todos los pueblos de Bizkaia, en muchos de los cuales se instalarán pantallas gigantes, lucen los colores desde hace días. Entre los aficionados hay cautela, pero también optimismo al escuchar a personajes como Javier Clemente, el último técnico que fue campeón de España con el Athletic: “Estoy hasta el gorro de que me recuerden que fui el último que ganó la Copa. Tengo ganas de que me lo quiten. Soy de los que piensa que con este equipo se puede hacer un gran papel. Y hacer un gran papel es ganar títulos”.

Por si acaso, y pese a las reticencias de muchos aficionados que consideran que no es conveniente preparar hipotéticas celebraciones, desde el club ya han activado los trámites para que la Gabarra surque la ría el jueves de la próxima semana en caso de victoria. El número de embarcaciones que acompañarían a la principal será limitado, y el club cobrará un canon por su presencia. Navegaría desde el Club Marítimo del Abra, en Getxo, hasta el Ayuntamiento de Bilbao. “Estaría encantado de recibirles en las escalinatas”, asegura el alcalde, Juan María Aburto, que estará en el palco de La Cartuja.

Mientras, al margen de los veleristas que atracaron su barco en los muelles sevillanos, la Fundación Athletic también desembarcó en la capital de Andalucía. En un acto pilotado por el colaborador de EL PAÍS, Galder Reguera, se celebró una edición especial del certamen anual Letras y Fútbol, que organiza el club, y en el que intervinieron la bailaora Adriana Bilbao Zarraonaindia, nieta de Telmo Zarra, el cómico Alfonso Ramos y el cantante Kiko Veneno, que debatieron sobre el arte, la música, la literatura y su relación con el fútbol, así como sobre la relación entre las ciudades de Sevilla y Bilbao. Tras ello, Adriana Bilbao y su cuerpo de baile interpretaron una pieza de su obra Zarra.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_





Source link

Marc Valldeperez

Soy el administrador de marcahora.xyz y también un redactor deportivo. Apasionado por el deporte y su historia. Fanático de todas las disciplinas, especialmente el fútbol, el boxeo y las MMA. Encargado de escribir previas de muchos deportes, como boxeo, fútbol, NBA, deportes de motor y otros.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button