NFL

¿Cuál es el plan de los Dallas Cowboys para su backfield ofensivo? – ESPN Deportes


Después de pagar cifras de tope de mercado para Ezekiel Elliott y Tony Pollard en años previos, Dallas ahora ha cambiado de dirección en la posición


FRISCO — Durante la temporada pasada, los corredores de los Dallas Cowboys sumaron 1,425 yardas y nueve anotaciones con 370 acarreos.

Tony Pollard se llevó sus 252 acarreos con 1,005 yardas y seis anotaciones a los Tennessee Titans como agente libre sin restricciones.

Rico Dowdle, quien acaba de ser renovado por un año, es el corredor principal de entre los que vuelven a los Cowboys, después de sumar 361 yardas y dos anotaciones con 89 acarreos. ¿Y el resto? Deuce Vaughn tuvo 23 acarreos con 40 yardas. Hunter Luepke, un fullback, tuvo seis acarreos con 19 yardas y una anotación. Es todo. Malik Davis pasó la mayor parte de la temporada en la escuadra de prácticas y no tuvo acarreos en el torneo pasado; sin embargo, tuvo 38 con 161 yardas y una anotación en 2022.

“No hemos terminado con el grupo [de corredores] de ninguna manera, bien sea un veterano o si hay una selección del draft”, comentó el entrenador en jefe Mike McCarthy a los periodistas durante la última reunión anual de la liga. “Renovar a Rico fue importante. Formó parte de la rotación uno-dos el año pasado y por eso, tenemos buenas sensaciones con él”.

Los Cowboys querían mantener a Pollard, pero no estaban dispuestos a llegar hasta los tres años y 21.75 millones de dólares con un máximo de 24 millones que recibió de los Titans. El agente libre Derrick Henry no era opción. Tampoco lo fueron Saquon Barkley, Josh Jacobs ni D’Andre Swift.

Después de pagar cifras de tope de mercado para corredores por Ezekiel Elliott y Pollard, los Cowboys cambiaron de dirección.

Ahora, esperan demostrar que los equipos pueden conseguir corredores por otras vías.

Los Cowboys tienen el quinto peor registro de yardas terrestres del 2023 para corredores que vuelven para el 2024, pero los cuatro equipos que fueron peores sí han atendido la posición. Los New York Giants (70 yardas) perdieron a Barkley, pero firmaron a Devin Singletary. Los Angeles Chargers (102 yardas) perdieron a Austin Ekeler pero firmaron a Gus Edwards. Los Cincinnati Bengals (260 yardas) traspasaron a Joe Mixon pero firmaron a Zack Moss. Los Eagles (364 yardas) perdieron a Swift pero agregaron a Barkley.

Los Cowboys no han hecho su primera incorporación en la posición de corredor.

La senda que actualmente recorren los Cowboys es prácticamente igual a lo ocurrido en 2003, luego que dejaran en libertad a Emmitt Smith tras la llegada de Bill Parcells. Su corredor primario era Troy Hambrick, pero incluso éste tenía más acarreos que los Cowboys de hoy. Un año después, los Cowboys contrataron a Eddie George como agente libre y tomaron a Julius Jones en segunda ronda del draft.

“Creo que estamos teniendo que tomar algunas decisiones difíciles en este momento”, afirmó el vicepresidente ejecutivo Stephen Jones. “Esta es una organización forjada con grandes corredores; bien sea Tony Dorsett, Herschel Walker, Emmitt Smith, Ezekiel Elliott o Tony Pollard. Creemos mucho en los corredores. Aportan mucho. Lamentablemente, estamos en un punto en el cual debemos tomar algunas decisiones en cuanto a dónde asignamos los dólares”.

Uno de los grandes objetivos de los Cowboys para el 2024 es mejorar su juego terrestre. Quedaron en el puesto N° 14 de la NFL con 112.9 yardas por partido, su segundo peor ranking de las últimas 11 campañas. Si quieren mejorar esta temporada, deberán lograrlo sin la presencia del tackle izquierdo Tyron Smith, el centro Tyler Biadasz ni Pollard, quienes partieron durante el mercado de agentes libres. Y a la vez, deberán trabajar –por ahora– con un backfield inexperto.

Los Cowboys aún podrían buscar en la agencia libres a veteranos tales como Dalvin Cook, que tuvo un ciclo decepcionante con los New York Jets la temporada pasada, antes de llegar a los Baltimore Ravens en enero pasado, o J.K. Dobbins, quien ha disputado nueve encuentros en los últimos tres años debido a lesiones de rodillas y tendón de Aquiles. Y varias fuentes indicaron este fin de semana a Jeremy Fowler de ESPN que los Cowboys y Elliott tienen interés mutuo en una reunión. Quizás, uno de ellos pueda igualar lo hecho por Darren McFadden en 2015.

En aquel año, los Cowboys pensaron inicialmente en Joseph Randle como titular tras la salida de DeMarco Murray como agente libre, después de una campaña en la que lideró la NFL en acarreos e impuso un récord de la franquicia con 1,845 yardas terrestres. Randle demostró ser poco fiable y McFadden, elegido en cuarta posición del draft de 2008, corrió para 1,089 yardas.

Los Cowboys terminaron con marca 4-12 en aquella temporada y se quedaron con la cuarta selección global del draft, la que invirtieron para tomar a Elliott.

Elliott impuso un récord para los novatos de los Cowboys y corrió para 1,631 yardas en su primera temporada para liderar la categoría en la NFL. Después de cumplir con seis partidos de suspensión en 2017, Elliott volvió a comandar la liga en juego terrestre en 2018 (1,434 yardas). Firmó una extensión por 90 millones de dólares en 2019 y tuvo 1,357 yardas, pero no pudo mantener ese ritmo y fue liberado después de la temporada del 2022. En aquel entonces, Pollard había demostrado su habilidad como corredor explosivo, e incrementó su tiempo de juego entre 2019 y 2021 antes de alcanzar su primera campaña de al menos 1,000 yardas en el 2022, cuando fue invitado al Pro Bowl.

Pollard fue tomado en cuarta ronda del draft y se le permitió trabajar más en la rotación. La última vez que un jugador no elegido en primera ronda fue líder de los Cowboys en juego terrestre en su año de novato fue en el 2011 cuando Murray sumó 897 yardas. Los tres mejores corredores de la historia del equipo —Smith, Dorsett y Elliott— fueron elegidos en primera ronda.

Considerando cómo los Cowboys han utilizado el mercado de agentes libres, podrían necesitar que un novato sea su principal corredor del 2024. Jonathon Brooks de Texas está considerado como el mejor corredor del draft, pero viene de sufrir una lesión de ligamento cruzado anterior en noviembre pasado. Aunque se espera que esté listo para la Semana 1, ¿estará en plenitud de condiciones, y requerirá de tiempo para ajustarse a la velocidad del juego de la NFL?

¿Podrá Trey Benson, Jaylen Wright, Bucky Irving, Blake Corum o cualquier otro corredor convertirse en RB1 en su año de novato? En la temporada pasada, Bijan Robinson de los Atlanta Falcons fue tomado en la selección global N° 8 y lideró a todos los novatos con 976 yardas terrestres.

McCarthy cree que el segundo año con él al mando de las jugadas ofensivas, Jeff Blasko como coordinador del juego terrestre y Mike Solari como entrenador de la línea ofensiva, compaginarán el juego terrestre mejor con el resto del ataque que hace un año.

“Tenemos en este momento a un corredor muy joven, [pero] creo que es obvio que seguiremos buscando para añadir, pero sí, se trata de la oportunidad”, indicó McCarthy. “El año pasado, les exigimos más [a los corredores] que en años anteriores. Creo que respondieron muy bien. Tony Pollard los lideró, por lo que ahora será importante que alguien dé el paso adelante en esa posición para asumir el liderazgo, y ojalá todos los jóvenes asuman una parte de ello”.



Source link

Rohit Palit

Periodista deportivo y graduado en Ciencias de la Comunicación de Madrid. Cinco años de experiencia cubriendo fútbol tanto a nivel internacional como local. Más de tres años escribiendo sobre la NFL. Escritor en marcahora.xyz desde 2023.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button