Tennis

¿Por qué el revés a una mano, el golpe más bonito del tenis, está en peligro de extinción? – La Razón


Un altísimo porcentaje de aficionados de tenis no dudan en señalar cuál es el golpe más bonito, más estético, el arte con una raqueta de tenis: el revés a una mano. Pero también es un golpe que está desapareciendo. En el cuadro femenino lo ha hecho ya prácticamente y en el masculino va por el mismo camino. Dimitrov es el único reducto de ese tiro mítico en el “top 10”, donde regresa tras su gran rendimiento los últimos meses, coronado con la final del Masters 1.000 de Miami. En el “top 20” se añade Tsitsipas y en el “top 30” Musetti. El último número uno que golpeaba así fue Federer. En el siglo XXI, también el brasileño Kuerten y Sampras, que apuraba su reinado”.

Bjorn Borg fue la revolución total. Antes, en la época de Santana había uno que se llamaba Pancho Segura que tenía el revés a dos manos, se ve que buenísimo, pero el que marcó diferencias fue Borg. De la escuela sueca salió Wilander a dos manos también, yo creo que lo imitaron a él”, recuerda Juan Avendaño, ex tenista y ex capitán de la Copa Davis. En esos años, jugar con dos manos era la excepción y hoy se ha convertido en la norma, pero hay una cuestión práctica más allá de la estética. “Para empezar, la gente juega a dos manos porque cuando eres pequeño es mucho más fácil. Hasta que no tienes ocho o diez años no tienes fuerza, y en cambio a dos manos, desde que tienes 3 o 4 ya le vas dando”, opina Tommy Robredo, ex número cinco del mundo y ganador de 12 torneos ATP. Él tiraba con una mano. Avendaño rememora una anécdota: “Mi hijo empezó a dos manos y un día dijo que iba a cambiar y yo: ‘No, no cambies, que te vas a liar’. Era muy pequeño. Como que me da más seguridad”, narra.

“La revolución con el revés a dos manos empezó con Bjorn Borg”

“Hoy en día se juega con mucha más potencia, mucho más rápido. Al jugar mucho también en pistas rápidas, realmente no le das tanto efecto a las pelotas y eso hace que se juegue más cómodo con el revés a dos manos. El revés a dos manos es mucho más fácil para controlar los restos tan potentes de hoy en día, es más fácil cuando te hacen un saque alto a la zona de revés porque no te tienes que ir tan atrás, te puedes meter dentro de la línea de fondo y adelantarte”, asegura Álex Corretja. “Como el tenis hoy es muy rápido también a la hora de restar viene bien pegar a dos, porque tienes la raqueta agarrada y lo puedes tirar el resto para adelante”, completa Robredo.

“La principal desventaja a una mano es que te jueguen con un bote alto, y el mejor ejemplo era lo que hacía Nadal contra Federer, aunque el suizo tenía muy buen revés”, añade Avendaño. “A una mano, cuando te juegan alto, por ejemplo con viento en contra, es un calvario, porque no tienes tanta fuerza ahí arriba. Hay pocos casos: Thiem, Wawrinka… Que podían jugar desde ahí arriba con una potencia descomunal”, piensa Corretja, y aporta otro aspecto: “Cuando una pelota queda un poco alta en la media pista, también con las dos manos te puedes apoyar mucho en la pierna derecha y hacer un impulso hacia delante, y eso es más fácil con las dos manos.

Robredo pasa a describir otra de las ventajas: “A dos no hace falta estar siempre bien apoyado, puedes estar saltando, puedes estar apoyado en la derecha, en la izquierda, que como al final la mano izquierda, para un diestro, te ayuda mucho, no necesitas este apoyo, en cambio a una mano si no tienes el pie derecho apoyado adelante se complica muchísimo pegar el revés”. Corretja incide en esa idea: “Cuando te abren a la zona de revés, Djokovic o Alcaraz o Sinner, abren mucho la pierna izquierda de apoyo y también hacen un passing casi, casi con la mano izquierda. Eso con el revés a una mano es casi imposible”.

“Cuando les abren al revés, Djokovic o Alcaraz o Sinner, abren mucho la pierna izquierda de apoyo y también hacen un passing casi, casi con la mano izquierda. Eso con el revés a una mano es casi imposible”

Pero no todo son desventajas para el tiro a una mano: “Mueves mucho más la muñeca, le das más efecto, entonces la pelota bota y sale más despedida hacia los lados, pero a la vez es más difícil de controlar cuando te juegan largo, profundo y muy potente, porque a una mano no te puedes defender igual”, explica Corretja. “La gran ventaja es el revés cortado, que es lo que más daño hace a los que juegan a piñón fijo a dos manos, que juegan muy plano y que prácticamente juegan al mismo ritmo todo el partido, y con eso les varías un poco, les juegas abajo, les haces que tengan que mover un poquito más la mano, algo a lo que no están tan acostumbrados. En cambio, cuando juegas de revés a revés muy cruzado, muy plano y muy largo… Tú ves a Medvedev contra Zverev, o contra Djokovic, se pueden tirar toda la tarde, porque con las dos manos tienes mucho más control y más potencia”, prosigue el campeón del Torneo de Maestros en 1998. “Con una bola parada a una mano como tienes mucho más recorrido, pues le puedes acelerar más a la pelota y hacer que vaya más fuerte. También puedes hacer quizá algún ángulo más con fuerza, pero a la vez a dos puedes hacer el angulito así chiquito mucho más fácil…”, insiste Robredo.

“A dos no hace falta estar siempre bien apoyado, en cambio a una mano si no tienes el pie derecho apoyado delante se complica muchísimo pegar el revés”

“Que es más bonito, más plástico, más elegante, no hay duda, pero lamentablemente, especialmente en pistas rápidas, es menos efectivo porque todo va muy rápido. En tierra tienes más tiempo, te puedes ir más para atrás en los restos y darles más curva… En rápida si te hacen un liftado y te tienes que ir tres o cuatro metros detrás de la línea de fondo, estás cediendo mucha pista y el golpe siguiente con una derecha un poco plana a tu derecha, lo pasas fatal. La alternativa es meterte dentro y jugar con restito cortado, como hacía Sampras, porque él no quería ceder pista, te jugaba un resto cortado cruzado al cuadrito que ni te deja subir ni te deja atacar. Es un media tinta y a lo mejor después te puedes meter con la derecha y recuperar la iniciativa. Poderte montar con el revés a dos manos es una ventaja”, continúa Corretja.

¿Desaparecerá?

“No va a desaparecer, porque siempre va a haber alguien que salga con el revés a una mano, siempre hay alguien que tiene un talento extremo”, concluye Corretja. “Siempre habrá algún clásico porque tenga un entrenador que de toda la vida le ha gustado más o porque hay gente que ves que a dos no lo acaba de hacer bien, pero casi todo el mundo hoy en día juega a dos”, afirma Robredo. “Estéticamente a una mano es más bonito, pero lo que busca uno es seguridad y no fallar”, dice Avendaño.



Source link

Marc Valldeperez

Soy el administrador de marcahora.xyz y también un redactor deportivo. Apasionado por el deporte y su historia. Fanático de todas las disciplinas, especialmente el fútbol, el boxeo y las MMA. Encargado de escribir previas de muchos deportes, como boxeo, fútbol, NBA, deportes de motor y otros.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button